Patagonia

PATAGONIA

América

La Ciudad de Santiago de Chile está alborotada, como todo el país.

Las protestas en contra del gobierno de Piñera, se suceden, principalmente en el centro de la ciudad.Saber más acerca de las protestas .(Diciembre 2019).

Pablo y Carol son mis anfitriones en la ciudad.Los conocí en Perú y no dudaron en invitarme a su casa cuando pasara por la capital.

Santiago de Chile me pareció una ciudad bonita , lástima que no pudimos disfrutarla debido a los altercados.

La Plaza Italia fue el epicentro de las protestas, el lugar se bautizó como plaza de la Dignidad.

Plaza de la Digndad

La policía utilizaba gases lacrimógenos y chorro de agua a presión para disuadir al pueblo.

En Santiago de Chile me reencontré con Tata, nos conocimos en Bolivia.Pasamos una semana maravillosa juntos, pero nuestros caminos se separaron hasta ahora.

Ella es cicloviajera y viaja con su hijo Toti.Empezaron su viaje en la Ciudad de Mexico, con el sueño de alcanzar Ushuaia.

Podeís ver más sobre su viaje en hopetrip.

Tata, Toti y Yo en un marcha ciclista por la Ciudad

Así que, con mucha ilusión, nos fuimos hacia el Sur.

Ahora somos un grupo de cinco cicloviajeros, también hay que sumarle Juan y Vanesa.

Juan es de Colombia y Vanesa es de Francia, ellos están viajando con Tata y Toti.

Tata, Toti, Vane, Juan y yo en la Casa Ciclista de San Antonio.

Es diferente viajar con tanta gente, los ritmos son otros.Nunca antes lo había hecho con tantos.

Nos fuimos a la costa desde Viña del Mar hasta la Constitución.

La costa es un rompe piernas, mucha subida y bajada.También hay que añadirle el viento y la humedad.Pero no todo es malo, tiene pueblos pesqueros bonitos y sobretodo, unos maravillosos atardeceres.

Tenía muchas ganas de volver a ver el Pacífico.La última vez que lo vi fue en la costa de Oaxaca (México) y de eso, hace ya un chingo jajaja

Para dormir vamos cambiando de lugares, pasamos por la Casa Ciclista de San Antonia, dormimos en Bomberos, acampamos en la playa, en la montaña o en casa de particulares.

Fin de año lo pasamos en Temuco, es la ciudad Mapuche más grande del sur de Chile.

Cena fin de año 2019

Tras varios días en la ciudad, nos despedimos de Juan y Vane que siguen hacia el sur de Chile.

Tata, Toti y yo nos dirigimos a Argentina, queremos hacer otro cruce de la cordillera, el paso Mamuil Mamal.

En Temuco cambia el paisaje , es más verde y cada vez estamos más cerca de los Andes.

Atravesamos varias comunidades del Pueblo Mapuche.

Los Mapuches son un pueblo guerrrero, que pueblan La Región de la Araucanía.

LLegamos al Lago Villarica, lo bordeamos hasta llegar a Pucón donde nos esperaba Rodrigo.Un amigo de amigo que nos abrió su cabaña de madera en el bosque, junto al río Trancura.Todo un lujo.

Casa Rodrigo

Pucón es la capital del turismo vacacional de los chilenos.El lago y el volcán Villarica, es uno de las grandes atractivos de la zona, junto las numerosas posibles excursiones por la región, hacen de uno de los sitios más exclusivos de Chile.

Aquí es verano, es enero de 2020 pero el clima es frío, lluvioso y húmedo.Pero eso sí, es todo completamente verde.

Tras varios días de descanso obligado por la lluvia, nos vamos a Argentina.

A la otra parte de la cordillera nos espera el sol y el calor.Estamos solo a un día de separación pero el clima y el paisaje es completamente diferente.

La parte Chilena es lluviosa y húmeda, todo lo contrario es la parte Argentina, es seca y calurosa.

Mamuil Malal es un paso internacional que conecta la provincia Argentina de Neuquén, en las proximidades de Junín de los Andes, con la Región de la Araucanía, en Chile.La distancia entre estas dos localidades es de 156 km. La altura del paso es de 1253 metros.

En Argentina, se encuentra dentro del parque Nacional Lanín, mientras que en Chile se ubica dentro del Parque Nacional Villarica. Por este paso se ve muy bien el Volcan Lanín ( 3776m ) y las Araucarias, árboles milenarios típicos de la zona.

Ya en tierras Argentinas acampamos en un bonito lugar junto al rio Malleo, famoso por la pesca deportiva.

La parte Argentina es más seca y calurosa, cosa que nos encanta.

Los precios son más asequibles que la parte Chilena y sobretodo, es más fácil acampar.

Las próximas semanas pasamos días maravillosos con calor y acampadas junto a ríos y lagos, de paisajes de cuento.

Pasamos por Junin de los Andes, San Martín de los Andes, donde empieza la famosa ruta de las Siete Lagos hasta Bariloche.

Otra vez volveremos porque el lugar es hermoso. En otoño o en primavera sin tanta gente.

Más al sur de Bariloche, cruzamos el Parque Nacional de los Alerces.El precio de la entrada son 400 pesos.

El parque es muy bonito, pero no lo recomiendo hacerlo en temporada alta, demasiados autos que levantan una nube de polvo que hace imposible respirar.

Cruzar el parque te ocupa varios días, puedes acampar en lugares fantásticos rodeados de montañas y ríos.

Llegamos a Treveling, el último pueblo antes de llegar a Chile.Cargamos de comida en el supermercado Anónima, es el más barato de la Patagonia. Si la comida está envasada se puede cruzar a Chile.

A la otra parte de la frontera nos espera Foutaleufú, famoso por su río que es donde se puede practicar uno de los descensos mas peligrosos del mundo.

El cruce Andino por increíble que parezca, es bajada.La carretera es de tierra y llena de ondulaciones, también conocidas como loma de burro.

Desde Foutaleufú hasta la Carretera Austral nos separa 88 km por una carretera de tierra.

El paisaje es angosto con paredes enormes y montañas llenas de árboles.

Camino de Foutalefú a la Carretera Austral

Nuestro primer contacto con la Carretera Austral fue en Villa Santa Lucia, a 315 km al sur de Puerto Montt, que es donde empieza.

La carretera más famosa del mundo se termina en Villa O´Higgins, 1000 km más al sur.

El clima es frio y húmedo, en ocasiones lluvioso, en otras ventoso y en pocas soleado.

La carretera hasta Coyaique es casi toda asfaltada.En algún tramo como el Parque Nacional de Queulat es de tierra, donde mejora el paisaje.Atraviesas fiordos como el de Payupai, el pacifico se adentra hasta aquí.

Este parque nacional tiene una subida interesante donde se puede observar de cerca los glaciares.

Voy pasando por pueblitos como La Junta,Villa Amengual, Villa Mañihuales donde la vida es solitaria y dura, pero siempre abrazada por naturaleza.

Voy acampando junto a ríos y montañas, los días son lluviosos mientras nos vamos acercando a Coyaique.

Allí nos encontramos de casualidad con Jorge, un cicloviajero que lo conocí en la frontera de Costa Rica con Nicaragua.

Jorge nos permitió acampar, en el jardín de la casa de Felipe, un amigo suyo, y nos lavó la ropa que falta nos hacía.

Con Jorge y sus amig@s.

Los chilenos sí pueden ayudarte lo hacen, son gente sencilla y humilde.

En Coyaique nos hartamos de cerezas, era la época y está lleno de cerezos.

Tras varios días descansando y cobijados de la lluvia nos volvemos a la carretera, dispuestos hacer el último tramo de la Carretera Austral.

Este tramo es el más bonito, el más inhóspito y salvaje.Las tormentas empeoraron, las trompas de lluvia aumentan considerablemente y el viento sopla más fuerte.

La cocina empieza hacerme rabiar, con tanta lluvia se humedece y no hace la combustión bien.

Pasamos por sitios de cuento, como Villa Cerro del Castillo.Tuvimos suerte porque a nuestro paso salió el sol, y nos permitió ver su cerro nevado.

Cerro Castillo al fondo derecha

La carretera a partir de aquí empeora bastante, ya se nota que estamos muy lejos de todo, la cual es de tierra hasta su final, Villa O´Higgins.

La Laguna Verde aparece a la izquierda, un color verde olivo, seguido a la derecha de la confluencia del rio Ibañez, forma un conjunto de colores verdosos que nunca antes había visto.

Esta confluencia es como si dibujara una aurora boreal en la tierra.

Más adelante el rio Murta, de un fantástico color olivo también, hace presencia.Lo seguimos hasta su desembocadura junto al Lago General Carrera, es el más grande de Suramérica.

Este lago tiene parte Chilena y parte Argentina, en la parte Argentina le llaman Lago Buenos Aires.

La luz del sol hace que el agua de este gigantesco lago, sea de color turquesa, debido a que proviene de los glaciares.Esto sumado a la montañas nevadas a lo lejos hace que nuestra entrada a Puerto Tranquilo sea una estampa que jamás olvidaremos.Un lugar bonito de verdad.

Puerto Tranquilo es un pueblo pequeño muy turístico, lo típico es agarrar una barca e ir a ver unas formaciones de mármol muy singulares, conocidas como la Catedral de Mármol.Debido al mal tiempo no pude visitarlas porque cerraron el puerto.

Más adelante, el lago Betrand hace aparición, para darnos el gusto de pedalear a su lado varios kilómetros.

Lago General Carrera al fondo, delante el lago Bertrand

El pueblo de Puerto Betrand es pequeño, muy bonito y pintoresco, situado junto al lago.Allí paramos para comprar comida y continuar el camino.

Camino que sigue junto al rio Baker que nace del lago Betrand.Es de un color turquesa muy marcado, impresiona el verlo.

Más adelante dejamos la bicicleta junto al camino y vamos andando hasta la confluencia del rio Baker con el Neff.

Un espectáculo se muestra ante nosotros, una corriente de agua de diferentes tonalidades de verde hace que sea una fiesta de la naturaleza.

Confluencia del Rio Baker y Neff

El rio Baker sigue como nosotros hasta el pueblo de Crochrane.Ese fin de semana se celebra la fiesta del Gaucho.El pueblo nos recibe con un desfile de Gauchos a caballo que recorren el pueblo.

Vamos a la plaza, donde hay un punto de información turística.

Nos informamos de las barcas que hay que agarrar al final de la Carretera Austral para llegar a Argentina.Son dos y cuestan poco menos de 100 dólares.

Compramos los vuelos de Ushuaia a Buenos, ya que cada vez se están poniendo más caros.

Ya está, ya tenemos fecha para llegar a Ushuaia, el 8 de marzo volamos a la capital del País, Buenos Aires.

Esto hace que cambie totalmente el viaje, tener una fecha para llegar lo cambia todo.

Nunca antes lo había experimentado desde el 1 de julio de 2017, cundo empecé este viaje.

El tener que llegar hace que ya no fluyas si no que vayas, eso parece una tontería pero no lo es.

La filosofía de vida qué llevaba ha cambiado, y para mal.El estrés aparece, en un mes tenemos que estar en Ushuaia.

Seguimos pedaleando entre lagos y ríos hasta llegar caleta Yungay, donde hay un ferry gratuito de 45 minutos de duración, que te lleva al otra parte de fiordo.

Cruce de caminos en la Carretera Austral

Ahora junto al rio Bravo seguimos pedaleando, nos separa 100km de sube y baja hasta llegar a Villa O´Higgins.

El pueblo está construido de madera, es bonito pero alejado de todos lados.Aquí termina la Carretera Austral, de 1270 km.

Fin de la Carretera Austral

Hay dos compañías que te cruzan hasta Argentina y son dos ferrys.Uno que atraviesa el lago O´Higgins y otro, ya entierra Argentina, que atraviesa la laguna del Desierto.

Yo recomiendo ir pronto a reservar, ya que no salen todos los días.Es más, es posible que debido al mal tiempo no salgan en varios días.

Nosotros tuvimos suerte y al día siguiente nos embarcamos.Acampamos cerca de puerto Balcena, alejado 7 km del pueblo y donde salen los ferrys.

Cruzar el Lago O´Higgins son dos horas, la climatología no es buena, viento y lluvia acompañado de frío.

Estamos en territorio salvaje, se nota que estás lejos, muy lejos y aislado.

Allí tan lejos de todo, hay una caseta de emigración chilena.

He cruzado muchas fronteras en mi vida, por América, África y Asia, esta es una de la más remotas que he cruzado en mi vida.

Tras cruzar emigración, nos esperan 20 km de ripio primero y después, empujar la bicicleta durante 6 km por un sendero lleno de barro y agua.

Estos 6 kilómetros hay que disfrutarlos, hacerlo sin prisa.Es como un juego que sabes que te vas a llenar de barro, te vas a mojar y que te vas a cansar.

Tras varias horas de divertido pero exigente trayecto llegamos a la laguna del Desierto.

Laguna del Desierto

El ferry que nos tenía que llevar a la otra parte ya había salido, por lo que tocaba acampar y esperar al día siguiente.

Aprovechamos para pasar por emigración Argentina, así tenerlo todo listo para el día siguiente partir.

Tierra Argentina

El día siguiente amaneció despejado, tuvimos el privilegio de ver la gran montaña, El fizt Roy.

El cruce de la laguna del Desierto en barca dura una hora.Tras desembarcar empieza una pista de 30 km hasta el Chaltén.

Este pueblo es muy famoso por el montañismo, tiene una de las montañas más famosas de la Patagonia El Fitz Roy (3405m).

El tiempo no nos acompaña, el viento y la lluvia hace que nuestro paso sea fugaz.

Nos despedimos del Chaltén con viento muy fuerte, a los pocos kilómetros cambia totalmente el paisaje, ahora la Patagonia se convierte en Pampa.

Saliendo del Chaltén, Fritz Roy al fondo

La Pampa es un desierto de matorral, lo cual hace muy aburrido el pedalear por ella.Esto sumado a un viento de más de 100km hace que sea un infierno.

Hay un cambio brutal de paisaje entre Chile a Argentina, es increíble cómo puede cambiar el paisaje tan rápido y en tan pocos kilómetros.

Vamos por la carretera 40 hasta Calafate, justo ese fin de semana es la fiesta del Lago y un montón de gente viene a ver los conciertos que hacen.

Calafate es conocida a nivel mundial por tener uno de los mayores glaciares del mundo, el Perito Moreno.

Este glaciar es el único que no disminuye, mide 70 metros de alto y 5 km de ancho.

Es una maravilla escuchar cómo cruje el glaciar y contemplar caer los bloques de hielo.

Recomiendo la visita hacerla al mediodía, ya que la temperatura es más cálida y hay más desprendimientos.

Después de pasar tres días acampados en un camping de la ciudad nos vamos hacia Rio Gallegos.

Tras 270 km de pura pampa, llegamos a la capital de la provincia de Santa Cruz, ubicada a la desembocadura del rio Gallego, junto al océano Atlántico.

Seguimos el camino hasta el Estrecho de Magallanes, que tan solo está a 122 km de distancia, pero antes volvimos a entrar a Chile.

Es curioso, los Argentinos que quieran ir a Isla Tierra de Fuego, deben entran a Chile para luego volver a entrar a Argentina.

Ver mapa

El Estrecho de Magallanes es enorme, en el mapa se ve pequeño pero no lo es.

Estoy muy feliz de poder cruzar este histórico paso.Me hace mucha ilusión estar aquí, ya que lo he visto muchas veces en el mapa.

Magallanes hizo este paso del Atlántico al Pacífico, por primera vez en 1520.

Ahora, voy a cruzarlo en un Ferry gratuito, de apenas 30 minutos.Que loco!!

Por fin, llego a Isla Tierra de Fuego, después de 29.000km, después de 2 años y 8 meses, termino con el continente americano.

Isla Tierra de Fuego

En la parte chilena de la isla, hay refugios gratis junto a la carretera, donde puedes pasar la noche o cobijarte del viento o de la lluvia.

Refugio gratis

En Cerro Sobrero, un pequeño pueblo se celebra el festival El Ovejero y nosostros llegamos justo a tiempo.

Se puede acampar junto a las duchas y baños gratis, también tiene wifi gratis.

Todos los Gauchos de Tierra de Fuego han venido a participar en el festival.

Nos empapamos de la cultura, de la tradición y de la gastronomía Gaucha.Todo gratis.

Comimos cordero a la cruz (plato típico de la Patagonia), disfrutamos de una jineteada, de concurso de perros pastores y de esquilada de ovejas.

Jineteada

Disfrutamos de un fin de semana inolvidable en la Tierra de Fuego Chilena, pero todo lo bueno pasa y toca volver a la bicicleta, al frio y al viento.

Pura Pampa hasta llegar a Rio Grande, antes pasamos por la frontera de de San Sebastian.

En la frontera Argentina, hay un lugar con duchas y baños, en el que se puede pasar la noche calentito de manera gratuita.

En San Sebastian, bordeamos el océano Atlantico hasta llegar a Rio Grande.El viento ya es imposible, vivir aquí es de locos.

El viento sopla fuerte en verano, durante el invierno nieva y hace mucho frio, pero no sopla el viento.

Una vez pasas Rio Grande, la pampa va desapareciendo, y empieza el bosque nativo.

El bosque andino patagónico y lagos de origen glaciar, como el Lago Fagnano, hacen de Tolhin un lugar hermoso.

Pero a pesar de todo eso, lo que hace a Tohin especial es la panaderia La Unión.Un lugar de obligada parada para todos los viajeros que pasamos por aquí.

Emilio, el dueño, tiene un espacio guardado exclusivamente para viajeros.

Gente de todas las nacionalidades y con distintas formas de viajar, nos encontramos aquí.Unos con bicicleta, otros en moto, otros en coche, en furgoneta…etc.Un oasis en medio de una tierra hostil.

Panadería La Unión

De Tolhin a Ushuaia le distancia 100 km, pero en medio hay otra parada obligada para los cicloviejeros, las cabañas del Lago Escondido.

Son unas cabañas abandonadas a pie de lago, donde se puede pasar la noche.Otro regalo Patagónico.

Cabañas abandonadas

Y ahora sí que sí, al salir del Lago Escondido empezamos a subir hasta el Paso Garibaldi.

Es el último Paso Andino, luego ya solo queda bajar hasta la ciudad de Ushuaia, la ciudad más sur del planeta.

Desde que salí en Alaska, el 1 de julio de 2017, han pasado 974 días, 15 países y 28.740 km. Ahora, por fin he llegado al fin del mundo.El 5 de marzo de 2020, justo antes de la Pandemia del Coronavirus.

Mi viaje

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *